Después de un extenuante año de trabajo toca relajarse, y que mejor manera que yendo a la Casa de Campo.

Allí disfrutaron de una divertida jornada de convivencia con todos los profesores que les han acompañado a lo largo de este curso.

Esperamos de corazón que atesoren con cariño este momento de encuentro y unión.

Os dejamos algunas fotos de lo que nos deparó el día.