Loa alumnos del colegio acuden a visitar el Belén parroquial. Este año con una sopresa muy especial.

Pues entre sus bancos se encontraban, nada más y nada menos, que sus majestades de Oriente, los Reyes Magos, para adorar al niño Jesús.

Imagináros las caras de asombro de nuestros peques, quienes no se fueron con las manos vacías tras su encuentro.

Os dejamos algunas fotos de tan feliz encuentro.